A la hora del descorche

a-la-hora-del-descorche
Antes de descorchar muestre orgullosamente la botella de vino a sus invitados. La botella nunca debe desaparecer de la mesa. El buen vino realza su mesa y a quien lo ofrece. Los vinos blancos, rosados, tintos jóvenes, tintos de crianza y espumosos pueden servirse inmediatamente, una vez descorchada la botella. Conviene utilizar un sacacorchos de tipo tradicional, con palanca de apoyo en el cuello de la botella, con tirabuzón helicoidal con un largo ideal de 6 centímetros, para que pueda penetrar los corchos largos. Al descorchar, mantenga la botella quieta, girando sólo el sacacorchos. Para descorchar correctamente se procede de la siguiente manera:

  • Corte la cápsula protectora del cuello de la botella y desprenda la parte superior o corona.
  • Limpie el cuello de la botella y la parte superior del corcho con una servilleta de tela blanca.
  • Introduzca el tirabuzón hasta el final del corcho, sin traspasarlo, a fin de evitar que caigan trozos del mismo en el vino.
  • Accione el saca corchos, tirando el corcho hacia arriba, hasta dejarlo casi afuera.
  • Para terminar de sacarlo sólo debe hacer leves movimientos de derecha a izquierda, hasta que el corcho abandone la botella sin hacer ningún ruido.
  • Una vez fuera, limpie la parte interior de cuello de la botella con la servilleta, para evitar que queden residuos de corcho en ella.
  • Examine y huela el corcho para comprobar que no existe ningún otro olor que el del vino.

 

Copyright © 1999-2012 Intelligent Web Ver 8.3 All Work Solutions Ltda. Todos los Derechos Reservados -